Los tres pelos de oro de la cabeza del diablo.

Una pitonisa avisa al rey que su sucesor será el hijo del consejero real. El malvado monarca, para que eso no ocurra, envía a Juan al Infierno a quitarle al Diablo los tres pelos de oro que tiene entre los cuernos, y traerlos de vuelta, si quiere salvar su vida. Por el camino, el niño vivirá muchas aventuras y, al final, gracias a su carácter bondadoso y su solidaridad con todos, se cumplirá el presagio de la vieja adivina.

Edad: A partir de los 9 años.

Número de actores/actrices: Esta pensada para una clase de niños de primaria (entre 22 y 25 alumnos) pero se puede llevar a la escena con un número inferior (12 alumnos).

Primeras escenas