Mi madre… qué cabezas!

Esta es la historia de una familia ―como muchas otras de nuestro país― que se pasa todo el día delante del televisor; desayunan, comen, cenan… ante la pantalla. Todos menos Ana Rosa, la hija pequeña, que prefiere encerrarse en su dormitorio a leer o pintar.
No se sabe bien qué pasó pero, un buen día, los «teleadictos» de la familia al levantarse, tenían la cabeza cuadrada de tanto ver la tele. ¿Encontrarán los médicos una solución a tan rara enfermedad?
¿Podrá la pequeña Ana Rosa explicar a todos, que ella sabe cómo curar a su familia y vecinos?

Edad: A partir de los 9 años.
Número de actors/actrius 19 (se podría adaptar entre los 15 y 24 personajes).

Primeras escenas